Drenaje linfático

¿Cuando recomendar un drenaje linfático?
Un drenaje linfático se puede realizar como consecuencia de la mala circulación del sistema linfático, este puede surgir como resultado de varios factores intrínsecos y extrínsecos, que incluyen la restricción de los vasos linfáticos, debido a una obstrucción local, enfermedades sistémicas, lesiones de tejidos, la exposición excesiva a productos químicos nocivos, alergias a los alimentos o sensibilidades, la falta de movimiento físico o ejercicio , el estrés o la ropa ceñida.
Esta obstrucción puede producir edemas, lo que conocemos coloquialmente como “tobillos hinchados”.

¿Que es el drenaje linfático manual?
Las técnicas de drenaje linfático manual son técnicas de terapia manual incorporadas por los profesionales de la salud, utilizadas tanto en la rehabilitación del tratamiento de disfunciones somáticas y patologías como estadios temporales como puede ser el embarazo, la lactancia, periodos de estrés, falta de movilidad,…etc.

Los objetivos de esta técnica:
Los principales objetivos de esta técnica son:
1) Estimular el sistema linfático a través de un aumento de la circulación de la linfa.
2) Acelerar la eliminación de los desechos bioquímicos de los tejidos corporales.
3) Mejorar la dinámica de fluidos del cuerpo, por lo tanto facilitando la reducción del edema.
4) Disminución del estrés corporal.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *