La doble limpieza facial

Volvemos a la carga con la limpieza facial, y si en otro post hablábamos de la importancia de la misma y sus efectos en la piel, ahora insistimos más, y os hablamos de la doble limpieza facial…sí doble…más trabajo, pero más beneficio para la piel. Seguro que lo habéis leído, la doble limpieza facial, una rutina habitual de coreanas y japonesas.

Y no nos cansaremos de insistir, limpiar cada día ycorrectamente es el mejor favor que podéis hacer a vuestra piel.

La doble limpieza es como su nombre indica limpiar el rostro dos veces, la diferencia es cómo y con qué hacerlo.

¿y por qué limpiar dos veces? La primera para arrastra maquillaje, cremas y la segunda para limpiar la piel en profundidad.

¿cuáles son los pasos? ¿y cuáles los productos?

1. La primera limpieza es para eliminar el maquillaje, el protector solar, cremas y grasa producida durante el día por nuestra piel. Aunque la clave de las asiáticas es usar un aceite limpiador, también puedes usar agua micelar o leche limpiadora. Siempre un limpiador de base oleosa. Y aclarar con agua tibia.

2. La segunda limpieza se hace con un gel o espuma al agua, busca un gel sin sulfato ni alcohol, que limpie sin agredir tu piel. Usa siempre un limpiador de base acuosa, para eliminar restos, impurezas, bacterias, para limpiar en profundidad.

Acaba siempre aplicando el tónico que refresca, hidrata, cierra poros y prepara la piel para cualquier tratamiento posterior.

Pruébalo y se constante, lo notarás en tu piel.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *