La punción seca en fisioterapia

La punción seca consiste en la inserción de una aguja dentro de un nódulo que se encuentra en una banda tensa del músculo, conocido como punto gatillo miofascial (PGM). Un punto gatillo puede ser sensible al tacto y tiene la posibilidad de remitir dolor a partes lejanas del cuerpo (dolor referido). Estos se activan y se desactivan por mecanismos mecánicos o químicos. Estos representan el dolor musculoesquelético más común. La punción seca inactiva el punto gatillo y disminuye el dolor.

La Asociación Americana de Terapia Física (APTA) y las Juntas Estatales de Terapia Física definen la punción seca como “Intervención especializada que utiliza una aguja filiforme para la punción de la piel y estimular puntos gatillo miofasciales, musculares o del tejido conectivo para el manejo del dolor musculoesquelético y trastornos de la movilidad”. No existe un método de localización aceptado para la identificación de puntos gatillo, ni datos fiables sobre su ubicación exacta. Siendo hasta el momento la práctica clínica y la experiencia del fisioterapeuta la opción recomendada.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *